Seguidores

20 de mayo de 2017

Neil Armstrong rompió el silencio a los 43 años de haber llegado a la Luna


por Excelsior

En entrevista a CPA Australia, Armstrong confesó que sólo había un 50 por ciento de probabilidad de que el alunizaje saliera bien. Neil Armstrong, el primer hombre en llegar a la Luna, aseguró, 43 años después del lanzamiento del Apolo 11, que se tomaba a “broma” las teorías de aquellos que creen que la misión a la Luna fue una farsa.

Dijo que “la gente ama las teorías de conspiración porque son muy atractivas”, pero no le preocupaban porque sabía “que alguien volará de regreso a la Luna y recogerá la cámara que allí dejó”.

nasa.org/Fotografias del astronauta Neil Armstrong: la primera cuando era piloto de USAF, y la segunda cuando supuestamente puso la bandera de EE.UU. sobre la superficie lunar. 

Armstrong aseguró tener la forma de probar que estuvo en la Luna. Y la evidencia estaba en un lugar seguro y de difícil acceso: el propio satélite natural de la Tierra. “(Los comentarios) nunca fueron una preocupación para mí.”

En entrevista con el programa de televisión australiano CPA Australia, Armstrong confesó que sólo había 50 por ciento de probabilidades de que el aterrizaje en el único satélite lunar del planeta Tierra saliera bien. Tan sólo un mes antes de que se llevara a cabo la misión se decidió que se podría probar a realizar un descenso a la superficie de la Luna.

“Un mes antes del lanzamiento del Apolo 11, el equipo decidió que se podría intentar un alunizaje. Ante esa idea pensé que teníamos una probabilidad de 90 por ciento de volver a salvo a la Tierra en ese vuelo, pero sólo una probabilidad de 50 por ciento de poder llevar a cabo el alunizaje en el primer intento.”, manifestó Armstrong ante la cadena de televisión.

Neil Armstrong, de 81 años, reconoció que todo lo que se creía conocer sobre la Luna en el año 1969 “no había sido demostrado mediante prueba”, así que “había una gran probabilidad de que hubiera algo allí que no se había entendido bien y que habría que abortar la misión y volver a la Tierra sin alunizar.”, añadió.

El astronauta también confesó que no sabían (el equipo de astronautas) con qué se iban a encontrar a su llegada al satélite y explicó que lo que allí vio son “pendientes empinadas y rocas muy grandes, del tamaño de automóviles”.

Además, relató cómo hizo para aterrizar la nave: “No era un buen lugar en absoluto. Tomé el control manual y lo volé como un helicóptero en dirección Oeste. Había muchas rocas y encontré un área pareja y pude bajar allí antes de que nos quedásemos sin combustible. Teníamos apenas para 20 segundos”.

De acuerdo con el célebre astronauta estadounidense, “un mes antes del lanzamiento del Apolo 11, habíamos llegado a la conclusión de que estábamos suficientemente listos para intentar descender a la superficie” de la Luna.

Armstrong era el comandante de la primera misión lunar en el Apolo 11, junto a los astronautas Buzz Aldrin y Michael Collins. El 21 de julio de 1969, la cápsula lunar Eagle se posó sobre la superficie lunar, y Armstrong —como había sido planeado— fue el primer hombre en caminar sobre la Luna.

En otras declaraciones, Armstrong aseveró que lamentaba que las ambiciones de la NASA hubiesen disminuido desde los años 60. “Estoy considerablemente preocupado por las orientaciones políticas con las que el Gobierno está dirigiendo la agencia espacial.”

“La NASA ha sido uno de las inversiones públicas más exitosas en motivar a los estudiantes a hacer las cosas bien y alcanzar todo lo que puedan alcanzar.”, explicó Armstrong, y puso su propio ejemplo, acerca de cómo de niño los vuelos lo motivaban a esforzarse.

“Es triste que estemos llevando el programa en una dirección en la que reduzcamos la cantidad de motivación y estímulo que se le da a los jóvenes.”, agregó.

La entrevista de Armstrong causó extraordinaria sorpresa, ya que el veterano astronauta prácticamente no había ofrecido declaraciones en años, pero decidió otorgar su testimonio en una entrevista a la Asociación Australiana de Peritos Contables Certificados.

Según el presidente de esa entidad, Armstrong decidió ofrecer la larga entrevista porque su propio padre había sido un contador público. La película de la entrevista está disponible en el sitio web de la entidad australiana.

Es conocido que el veterano astronauta de 81 años no concedía entrevistas y que siempre fue reacio a debatir sobre la misión que lo llevó a la fama en 1969. Quizás la razón sea una cuestión emotiva y familiar, de acuerdo con un dato que reveló Alex Malley, el titular del CPA, a la prensa australiana: “Sé algo de Armstrong que no mucha gente sabe: su padre era un auditor.”

La imagen de Neil Armstrong pisando la luna en 1969 llegó a millones de hogares por televisión en vivo y en directo, y no fue sino hasta años después que empezaron a escucharse las conspiraciones sobre la veracidad de la expedición.

La leyenda espacial

Neil Alden Armstrong era un astronauta de la NASA y el primer ser humano en pisar la Luna el 21 de julio de 1969, en la misión del Apolo 11.

Nació el 5 de agosto de 1930 en Wapakoneta, Ohio. Su infancia transcurrió en diferentes localidades debido a que su padre era auditor del Estado de Ohio; Armstrong creció en Warren, Jefferson, Ravenna, St. Marys, y Upper Sandusky, antes de instalarse definitivamente de vuelta en Wapakoneta.

Su interés por volar se desarrolló a los seis años, cuando realizó su primer viaje en un aeroplano Ford Tri-Motor, o un “Ganso de Lata”, como lo llamaban informalmente.

A los 15 años, Armstrong empezó a tomar lecciones de vuelo en un aeropuerto situado al norte de la población de Wapakoneta. A los 16 años ya era estudiante de piloto. Terminando la educación secundaria recibió una beca en la Marina de Estados Unidos. Estudió Ingeniería Aeronáutica en la Universidad de Purdue.

En 1950 fue enviado a la Guerra de Corea. Allí voló en 78 misiones de combate partiendo desde el portaaviones USS Essex.

Armstrong obtuvo una plaza de astronauta en 1962, uno de los nueve astronautas de la NASA en la segunda clase para ser elegidos. Para ello se mudó a El Lago, Texas, cerca del Centro de Vuelos Espaciales de Houston, para comenzar con su instrucción. Allí fue sometido a cuatro años de entrenamiento para que el programa Apolo lograra la meta de llevar al primer hombre a la Luna antes de que finalizara la década, tal y como había prometido en 1961 el presidente John Fitzgerald Kennedy.

El 16 de marzo de 1966 voló en su primera misión espacial como comandante del Gemini 8, con David Scott. Durante esa misión, Armstrong condujo la nave Gemini 8 a un exitoso acoplamiento con el Agena, que ya estaba en órbita.

Caracterizado por su carácter controvertido, Armstrong vivía en su casa de campo ubicada en Lebanon (Ohio), EE.UU.

Fuente:  excelsior.com.mx/global/NASA/2012


Información:

Neil Armstrong (Español)
Neil Armstrong (Español)

Aprenda más sobre la Historia y la Ciencia con Studies Weekly.



Publicado el 11 may. 2015 por  Studies Weekly

Información:

Apolo 11: la verdadera historia del viaje a la Luna

Esta película-documental narra el primer viaje a la Luna y lo que supuso para los astronautas del Apolo 11. La verdad de lo que ocurrió realmente inspirado en hechos documentados con absoluta seriedad.

Muchas de las imágenes son recreaciones artísticas basadas en testimonios, otros son hechos documentados pero, por otro lado, todos los datos son correctos.


http://astronomiaweb.blogspot.com




Publicado el 20 nov. 2014 por  Astronomiaweb


No hay comentarios :

Publicar un comentario