14 de mayo de 2017

Gas Mostaza


por Katia Silveira

El gas Mostaza fue la gran pesadilla de los soldados en combate, sobre todo durante la Primera Guerra Mundial, cuando era bastante desconocido, y las tropas tuvieron que aprender a cuidarse de él, ya que esta arma silenciosa afectaba la vista y el olfato de manera horrible. 

Aunque es uno de los instrumentos de ataque más conocidos, probablemente hay muchas curiosidades sobre el gas mostaza que no conoces.

vix.com/Cinco cosas que no sabías sobre el gas mostaza.

Es más que un gas

Al nombrar el gas mostaza es posible que pensemos que es como el vapor. Sin embargo, puede estar en cualquiera forma (líquido, sólido o gaseoso). Es un vesicante, lo cual significa que daña la garganta y la nariz, así como la piel. Sus químicos destruyen el ADN y las células de las partes con las que entra en contacto, sobre todo las mucosas.

Cuando se encuentra en estado líquido no tiene olor, pero si es mezclado con otros químicos toma un color marrón claro, y huele a cebolla o ajo. El gas mostaza contiene 4 elementos: carbón, sulfuro, cloro e hidrógeno.

¿Cuándo se utilizó el gas mostaza?

Si bien se comenzó a usar en la Primera Guerra Mundial, también fue utilizado en la Segunda. Asimismo, Saddam Hussein lo utilizó en la guerra de Irak contra Irán, durante los años 1980 al 1988. Actualmente, no se utiliza y hubo una orden de destruir todas las reservas que hubiera de este elemento.

El gas mostaza es menos eficaz en lugares fríos

El punto de congelación del gas mostaza es a 14 °C. por lo que en climas fríos no será tan efectivo. Al estar más frío no se diseminará en un gran área, y caerá al suelo antes de inhalarse. Su consistencia es parecida a la del combustible de motocicletas, porque es pesada.

Efectos del gas mostaza

En los ojos, el gas mostaza hará muchos estragos, dejándolos rojos y dificultando la visión, incluso llevando a la ceguera. En la piel se sentirá la picazón y se formarán ampollas. Dificulta también la respiración y causa tos, mientras que en el estómago se manifiesta con dolor, diarrea y vómitos.

El gas mostaza puede ser mortal

El gas mostaza puede ser un arma química letal, aunque esto solo ocurre en pocos casos. Si se utiliza una máscara de gas y las heridas se tratan adecuadamente, no habrá muerte. Los soldados morían durante las guerras mayormente por las heridas con armas, más que por el gas mostaza. La máscara de gas fue un invento que permitió a los soldados mantener sus gargantas a cubierto del gas mostaza, pero el resto del cuerpo seguía expuesto, por lo que las heridas en la piel no podrían evitarse.

Aunque ya no es utilizado, aquellos veteranos de guerra que lo sufrieron pueden recordar los horrores de sentirlo en la piel y en las vías respiratorias. Muchos de los efectos del gas mostaza son a largo plazo, manifestándose en problemas respiratorios años después del incidente.

Fuente:  vix.com/es/btg/curiosidades/2015


Información:

La ciencia en la guerra-Laboratorio militar

Documental que explica las armas químicas que se han utilizado a lo largo de la primera guerra mundial, la segunda guerra mundial y en la actualidad, ejemplo el caso de Irak.



Subido el 27 sept. 2011 por  Iván Au Alonso

No hay comentarios :

Publicar un comentario