1 de julio de 2017

El Robo-Sumo o lucha de robots


por Anna Martí

La lucha de robots ya tiene un género que de verdad está triunfando: el Robo-sumo. Hemos de reconocer que lo de las batallas de robots nos gusta desde que series como Mazinger Z o Goldorak nos estimulasen la imaginación con animación. Pero gracias al avance y a la democratización de la robótica, ahora se trata de algo muy real pero más a pequeña escala, aunque no por ello menos impactante: el Robot-sumo, combates de sumo ultrarrápido con robots. Sí, tal cual suena.

xataka.com/El Robo-sumo, un género de lucha de robots que realmente está triunfando en el mundo.

El dojo (el ring) es algo más pequeño que el que vemos en los combates con las moles de lucha humana, pero porque estos robots son a pequeña escala, y no titanes como los megabots que vimos hace casi un par de meses en algunos medios. Eso sí, hay que estar atento porque estos robots se mueven rapidísimo y el combate puede durar segundos con un buen movimiento.

Si te sales, te lo pierdes, y si parpadeas también

Las reglas son básicas, no pueden ser muy elaboradas de hecho si se trata de combates que duran tan poco. La victoria se la lleva el robot que queda dentro del círculo que define el área de lucha, o lo que es lo mismo, el que no es empujado hasta quedar fuera.

Están todas detalladas en la información del All Japan Robot-Sumo Tournament, un torneo de carácter académico que se celebra desde 1989, siendo el último en Tokio, capital de Japón. En ellas vemos que los robots no pueden ser manipulados directamente y que han de empezar a moverse cinco segundos después de que suene la señal de inicio, de modo que si lo hacen antes serán penalizados (las reglas están en español; por cierto, para fastidio de Donald Trump, actual presidente de EE.UU., que no quiere saber nada de los hispanos).

askix.com/Una muestra disponible de Sumo-Bot (2011).


¿Cómo son estos robots?

Hay bastante variedad según vemos en esta compilación de combates que ha compartido el usuario Robert McGregor en YouTube, aunque lo común es que se compongan de un módulo en forma de prisma más o menos compacto que alberga circuitería y motor, así como las ruedas, quedando en la parte frontal una estructura a modo de recogedor o pala que se usa para intentar echar al rival.

Las tácticas son diversas, pero casi siempre gana el que mejor aplica la fuerza bruta una vez embiste al contrincante. Y como se puede ver en las reglas e instrucciones, hay dos tipos de robot: o bien autónomo (tienen movimientos pre-programados que van combinando) o bien son manejados por radiocontrol por su usuario.

Un género en auge

El espectáculo es realmente curioso, pero lo bueno además es que se trata de una iniciativa educativa. Y es que difícilmente a alguien no vaya a motivarle la construcción de un robot que pueda vencer en este curioso torneo, con además bastante libertad a la hora del diseño y los elementos que lo componen (algunos incluyen hasta cuchillas), con un máximo de 3 kilogramos de peso y 20 centímetros de ancho/longitud.


Aunque el torneo japonés no es ni mucho menos el único que existe.

Los combates de Robot-sumo también se ven en celebraciones como la RoboFest, en la cual hay categorías senior y junior con unas especificaciones para cada caso, en Francia, el concurso internacional de Rumanía el pasado mes de mayo o el RobotChallenge en Austria, entre otros.

Información:

Robofest RoboSumo, World Championship

Robofest 2008 World Championship
April 26, 2008
Lawrence Tech, Southfield, Michigan
Sr. RoboSumo
Red Dragons vs. Dal Goo Ji 2



Publicado el 18 may. 2008 por  Robofest Lawrence Tech

Fuente:  xataka.com/robotica-e-ia/combate/2017

No hay comentarios :

Publicar un comentario