Seguidores

30 de abril de 2016

Jodida golfa!!


por Raimundo Barbado

Relato

Dedicado a María José, de Valencia, Spain.

Primera parte

Una tal Maria-José, domiciliada en Valencia, Spain, calle Alboraya, zona de Viveros, más o menos rubia, de unos sesenta años, aproximadamente de 1,58 cms. de estatura -igualito que mi esposa-, complexión bastante buena para ser mujer, con cierto atractivo sexual, casada con algún gilipolllas algo mayor que ella, la cual era seguidora de la web del citado Raimundo; pues le escribió un día de primeros del mes de Julio del pasado año 2015 diciéndole que le gustaría conocerle personalmente en la ciudad de Valencia, así como también le pasó su teléfono móvil para quedar juntos, puesto que ella había visto en su página citada una foto de la falla valenciana de la Plaza del Pilar, que había ganado el primer premio fallero de ese año, y en consecuencia intuía que Raimundo viajaba por Valencia o se movía por allí, aunque en su web figuraba que vivía en Guanajuato, México.

Sospechando que esa María José podría ser agente del CNI español  , y que pudiera tener la orden de averiguar la identidad real del encartado; Raimundo, con cierta precaución, le respondió mediante g-mail que no podía quedar con ella porque se encontraba en Alicante dando clases de estadística matemática superior en una academia particular (lo cual, dicho sea de paso, era verdad).

Pero, en fin, ocurrió que la segunda vez que ella le escribió a Raimundo, él pensó: "Va, no pasa nada, quedo con ella ...y ya está". Así que le respondió definitivamente que sí, que iban a verse en un bar de Valencia -local que luego se convirtió en sitio de enclave para quedar posteriomente-. Se conocieron, tomaron algo juntos, pasearon, ella le dijo que estaba separada legalmente de su marido (falso), y le dió sorpresivamente un beso a él dentro de un bar...!Vaya, qué cosas pasan en la vida¡ Pero que conste, no sería la primera vez -aunque no sé claramente si podría ser la última, que una mujer me da un beso, pero es igual...-. Yo pienso, siempre lo digo, esté equivocado o no, LAS COSAS PASAN Y YA ESTA´...!!

Yo le dije a ella la verdad -nunca la mentí, Dios medíante, que me encontraba viviendo sólo en casa, y que mi mujer, ella, por lo que me había dicho, se iba a quedar a vivir definitivamente en Málaga, de donde era natural, ya que una de sus muchas hermanas le iba a buscar trabajo cuidando a una señora mayor, y que viviría allí en una casa herencia de su fallecida madre, del mismo nombre que ella (Angustias), y que, de vez en cuando, vendría a verme a Valencia, para ver cómo me encontraba yo de salud (y no sé si algo más). Eso sí, le dije que muchas gracias, como buen caballero español.

María José y yo estuvimos un tiempo saliendo juntos por Valencia, así como, de vez en cuando, paseando a su perrita llamada Odín (que en realidad, más concretamente, sería Odinne, en francés, pero esa es otra historia). Algo después, cuando mi esposa se presentó en casa, avisada por mi hija Rocío, militar de la UME, que se había chivado a mi mujer informándola por teléfono que nos habìa pillado juntos en mi propio domicilio, de manera ciertamente improvisada, me sentí obligado a suspender mi relación amorosa con María José.

De todos modos, Carlos ya nos había visto juntos, aunque el hombre no se había metido conmigo para nada. 

Segunda parte

- Salía por ahí, con un tal Raimundo, pero el hijo de puta de él prefirió finalmente quedarse a vivir con su mujer, que al parecer es más guapa que yo..., le dijo María José a un payaso que acababa de conocer, aunque le sonaba la cara, tomando unos gin-tonics junto a la barra de un puf-discoteca de la zona de Juan Llorens. Apenas salgo de casa -explicó en falso-; pero hoy me ha dado por salir de noche con mi amiga Amparo, que debe estar por ahí dentro, bailando con alguno, digo yo.

- Bueno, pero tú tampoco estás mal, tía... -le respondió Miguel, un tipo de unos treinta y tantos años, del barrio de Zafranar, de Valencia, a la que previamente conocía de la discoteca Valentino´s de Mislata, Valencia (aunque ella no se acordaba de la cara de él muy bien).

- ¿Pero que yo sepa, tú estás casada o no? -preguntó el chico.

- Sí, pero no nos llevamos bien mi marido y yo; estoy separada legalmente pero él todavía sigue viviendo en mi piso por razones económicas, así que no te puedo llevar a mi casa...-respondió ella, sin pudor alguno.

- Yo también estoy casado y he venido con unos amigos a tomar algo, pero me encuentro metido en trámites de separación (otra mentira, estrategia para ligar). 

Viendo la tía ninfómana que las características físicas del chico eran similares o parecidas a las de Raimundo -más de 1,70 de estatura, rubio o pelo gris, ojos verdes, pelo largo, sin afeitar, etc., le ofreció mantener con él algo más que una mera conversación, ante lo cual el chico respondió: ¡Vale, si tú quieres...!

Así que ella le propuso: ¿Tienes coche?

- Sí, tengo un coche pequeño aparcado en el descampado de ahí delante. ¿Porqué lo dices?

- No, lo decía porque dentro del coche podríamos follar juntos...

- No sé qué decirte -le respondió sinceramente el chaval de Zafranar-. Es que eso me parece un poco incómodo...a mí me gustaría joder en la cama, más bien a mi manera...¿Vale?  

- ¿Oye, tú es que nunca has follado de pie, contra una pared o en unos jardines...?-replicó ella.

- Pues no, chica guapa -respondió con corrección el chico, y añadió:- a mi me gusta follar en una cama, como es debido... 

- Bueno, pues entonces, como a mi casa no podemos ir, y en tu coche no te gusta, como me has dicho que estás en trámites de separación, podríamos ir a pasar la noche en tu piso.

 - Ya, pero bueno -respondió Miguel- es que estoy en trámites de separación pero ella todavía sigue en mi casa, hasta que nos llegue alguna orden judicial; así que me parece que tampoco estaría bien llevarte allí. Como última solución -resolvió el chaval- si tú quieres pagamos a medias la habitación de un hostal juntos y pasamos la noche por aquí. 

- ¿Pero pagas tú la habitación? -inquirió ella.

-  A ver si nos entendemos -aclaró él- ; yo si tú quieres pagamos la factura a medias. Ahora bien, ya me has cabreado: como el interés en ponerle los cuernos a tu marido es tuyo, si quieres follarme pagas la habitación tú.

- Es que ahora mismo no llevo dinero...suspiró ella.  

Y dicho ésto, el tipo se largó del puf diciéndole: "Ya nos veremos si quieres otro dia, so fulana..."



Tercera parte

 Información:

EL PUTERIO NO ES NORMAL

Comenta y dale a like aquí o si quieres en nuestro twitter @HForeveer o Instagram : @nereavivodeel @sheeyla_21

Y si quieres dejarnos alguna sugerencia, házlo en nereanomecuentestuvida@gmail.com.


       

Publicado el 21 abr. 2015 por  Hermanas Foreveer

Comentario de Raimundo Barbado: Lo siento mucho por vosotras, pero por mi experiencia en la vida, el puterío es bastante normal...Ja,ja,ja,,,!!


No hay comentarios :

Publicar un comentario