16 de marzo de 2017

La historia del policía Herbert Schirmer


por Nelson Rivera


Introducción

Aunque no lo creas, el siguiente relato es fascinante. Tal vez algún día los gobiernos del mundo nos dicen lo que saben...si lo saben. Pero debemos atenernos al hecho de que hay muchos encuentros de ovnis y de humanoides observados por testigos creíbles de diferentes profesiones en todo el mundo; por ejemplo, pilotos de combate, pilotos comerciales, militares, ex presidentes, astrónomos, astronautas, y sí, por policías como Herbert Schirmer.

Esta abducción se considera junto con el caso del policía Lonnie Zamora de Socorro, Nuevo México, EE.UU., de 1964, como uno de los principales encuentros ovni por experimentados oficiales de la ley, cuya credibilidad no debe ser negada.


prufon.net/Fotografía del policía Herbert Schirmer encontrándose de patrulla.

La historia según el policía Schirmer

El 3 de diciembre de 1967, a eso de las 2:20 am, cerca de Ashland, Nebraska (EE.UU.), el sargento de policía de 22 años de edad, Herbert Schirmer, estaba efectuando sus rondas de patrulla normales e hizo una inspección de seguridad en dos gasolineras. Cuando se fue, él siguió por la carretera y se comunicó por radio con la oficina del alguacil para decirles que todo estaba seguro.

Aproximadamente a las 2:30 am. mientras guardaba el micrófono, vio unas luces rojas intermitentes directamente delante de él, en la intersección de las carreteras 6 y 63. Como las luces se hallaban a tan sólo dos metro y medio sobre la carretera, pensó que eran las luces rojas de posición, situación o gálibo encima de un camión grande.

prufon.net/Mapeo del territorio estatal que recorría el policía Herbert Schirmer. 


Sin embargo, mientras se acercaba hacia dichas luces rojas por la carretera 63 para realizar una mirada más cercana, y cuando le permitieron buena visión sus luces largas desde unos 46 metros de distancia, las luces rojas comenzaron a subir lentamente a unos 12 metros, haciendo una clase de ruido como de sirena y emitiendo unas llamas anaranjadas por la parte inferior. 

En esos momentos, se dio cuenta de que no era un camión, sino un objeto en forma de disco con una superficie de aluminio pulido y con un tipo de pasarela a su alrededor. Las luces rojas parpadeantes parecía que irradiaban por unas portillas circulando la nave. Sacando la cabeza por la ventanilla, el sargento Schirmer vio pasar el OVNI casi por encima de él. Entonces, de repente se disparó hacia arriba y desapareció.

prufon.net/Imagen de la posible nave espacial vista por Herbert Schirmer.


¡Aunque no lo creas!

Schirmer salió entonces del coche de policía y, con una linterna en la mano, inspeccionó la superficie de la carretera, donde el objeto se había mantenido tan bajo sobre el suelo.

Después de esto, se dirigió a la Comisaría de Policía y escribió a su jefe, en el cuaderno de bitácora: "vi a un platillo volador en el cruce de las carreteras 6 y 63. ¡Aunque no lo creas!"

El propio agente de policía se sorprendió al advertir que ya eran las 3:00 am. (3.00 horas), pues el avistamiento aparentemente había durado no más de diez minutos. Por la mañana, Schirmer sufrió un dolor craneal, un "zumbido extraño" en su cabeza, y descubrió que tenía un "verdugón rojo" en el cuello. Era de unos cinco centímetros de largo y un centímetro de ancho, y se encontraba sobre el "cordón nervioso", por debajo de su oreja izquierda.

Unas horas más tarde, el Jefe de la Policía, Bill Wlaskin, visitó el sitio del supuesto encuentro y encontró un artefacto metálico pequeño. El análisis químico reveló que estaba compuesto de hierro y silicio. Los investigadores del Comité Condon especularon que probablemente era un "desecho corroído terrenal ordinario".

prufon.net/El policía que fue posiblemente abducido dando parte de lo ocurrido.


El Comité Condon investiga

El Comité Condon, localizado en la Universidad de Colorado, que investigaba los avistamientos de ovnis en aquellos momentos, se enteró por la prensa del encuentro de Schirmer, y le pidió que viniera a Boulder, Colorado. Posteriormente, el 13 de febrero de 1968, Schirmer se sometió a una regresión hipnótica, administrada por el psicólogo Dr. Leo Sprinkle de la Universidad de Wyoming.

Schirmer relata su encuentro a través de la hipnosis
Durante la sesión de regresión hipnótica, Schirmer revelaría muchos detalles nuevos que él había olvidado. Explicó que cuando se acercaba al ovni, el motor de su coche de patrulla se apagó. Luego hubo un destello blanco neblinoso que salió del ovni y se le acercó a su coche tirándolo (jalándolo) al lado izquierda de la carretera y subiéndolo por una colina. Este objeto impidió que Schirmer sacara su arma de fuego. Trató de llamar a la oficina del sheriff, pero su radio dejó de funcionar.

Entonces vio al ovni volver a bajar para aterrizar y una escotilla debajo de la nave se abrió con un brillo rojo-anaranjado que radiaba del interior.

El dijo: "Fue entonces cuando una forma parecida a un hombre salió y se acercó a la parte delantera del coche de patrulla portando un objeto entre las dos manos. En este momento, me quedé atónito e impresionado. Yo estaba sentado ahí sin moverme del miedo." Y agregó: "Después un segundo hombre salió de la nave y caminó hacia el coche también. El primer hombre se paró enfrente del auto aguantando un objeto pequeño ovalado y apretó algo encima. Una niebla verde salió, rociando todo el coche de patrulla. Me quedé inmovilizado mirando hacia el frente, ni siquiera podía mover mi cabeza. El otro hombre caminó hacia el lado del conductor, metió la mano adentro y presionó un objeto de plata contra mi cuello, justamente debajo de mi oreja izquierda. Sentí una sensación hormigueada pasar por todo mi cuerpo."

El presunto extraterrestre dio un paso hacia atrás, estiró su brazo y abrió la puerta del coche. Schirmer salió del vehículo y el que semejaba líder le preguntó en inglés (o interpretó mentalmente): "¿Eres tú el vigilante de este pueblo?"Schirmer respondió: "Sí, señor, lo soy". Otra vez se dirigió a él y le dijo: "Vigilante, ven conmigo". Cuando ellos comenzaron a moverse hacia la nave, Schirmer dijo que se sentía como si estuviera caminando en el aire.


prufon.net/Retrato-robot de los humanoides observados por el testigo.

La nave se alimenta mediante líneas de energía eléctrica

Schirmer continuó relatando que una vez dentro de la nave espacial, el líder repitió: "Ven conmigo, vigilante". El presunto extraterrestre de piel blanca-grisácea le dio un paseo por la nave y explicó cómo operaba la misma, así como le mostró la fuente de alimentación energética y las computadoras (ordenadores) a bordo, y además respondió a preguntas sobre el propósito de su misión en la Tierra.

Otros hechos recordados por el oficial Schirmer consistían en que los seres de la nave eran muy amables, que nos han estado observando durante mucho tiempo y que alimentan su ovni por las líneas eléctricas. También dijo Schirmer que tenían una base de operaciones en el planeta Venus.

El líder o comandante le explicó que la nave había aterrizado para extraer la energía de una línea de transmisión hidroeléctrica cercana, debido a que su nave operaba con "magnetismo reversible eléctrico". Aquel jefe dijo: "Mira, vigilante". Entonces Schirmer miró afuera por un portillo y vio un rayo de luz azul impactando contra el transformador de un poste de electricidad, sito aproximadamente a 61 metros de distancia. Hubo un destello brillante de fuego y el rayo azul regresó a la nave.

El líder volvió a decir: "Vigilante, ven conmigo". Fue escoltado abajo por la rampa y una vez afuera el otro ser comenzó a caminar hacia la nave y la abordó. El comandante de la nave lo acompañó hasta su coche de patrulla, se detuvieron, se miraron y luego el líder dio la vuelta y se dirigió hacia el ovni.

La cosa de pasarela empezó a girar, las luces comenzaron a parpadear encendiéndose y apagándose, un resplandor rojo-anaranjado salió por debajo y la nave comenzó a levantarse en el aire. Cuando llegó a unos 30 metros de altura, se disparó hacia arriba y se desapareció de su vista en el cielo.

Las descripciones de los alienígenas

Las entidades fueron descritas alrededor de 1.37 metros a 1.50 metros de alto; tenían ojos gateados, ligeramente inclinados, que nunca parpadeaban; su piel era de color blanca-grisácea; cabezas largas y delgadas, con narices chatas y las bocas eran unas hendiduras. Llevaban uniformes de color gris plata, guantes y cascos que tenían una pequeña antena en el lado izquierdo sobre de su oído.

Un hecho curioso es que los extraterrestres fueron descritos presentando un emblema, en el pecho izquierdo (o derecho) de sus uniformes, de una serpiente con alas, similar a las serpientes aladas que han aparecido en la mitología alrededor del mundo. Por otro lado, Schirmer tenía la impresión de que las antenas pequeñas eran para comunicarse mentalmente con él de alguna forma.

El Comité Condon concluyó: "Los resultados de la evaluación psicológica, la falta de cualquier evidencia y las entrevistas con el oficial de patrulla, dejaron al personal del proyecto sin confianza alguna sobre que la informada experiencia ovni del patrullero hubiese sido físicamente real".

Sin embargo, el psicólogo Dr. Sprinkle (el que lo hipnotizó) razonó que el oficial Schirmer"cree en la realidad de los acontecimientos que él describe".

prufon.net/Recorte de prensa de la época.


Los problemas personales de Schirmer

Cuando Schirmer volvió a sus obligaciones en Ashland, el Jefe de la Policía, Bill Wlaskin, renunció y él fue designado como el nuevo jefe de la policía. Pero enseguida la gente del pueblo lo ridiculizó debido a su experiencia ovni, y colgaron su efigie como una expresión de que no le creían. Sus neumáticos fueron acuchillados, y después rompieron el parabrisas de su coche. Posteriormente, su automóvil personal fue explotado con dinamita. Para empeorar su desgracia, su esposa lo abandonó. 

Schirmer comentó durante una entrevista en su casa:  "Yo le doy a alguien una multa de tráfico y él me mira y se ríe, y rompe la multa. ¿Qué puedo hacer?" 

Debido a eso, fue incapaz de realizar legítimamente sus deberes, y renunció a su trabajo dos meses después. Pero a pesar de las burlas y de las desgracias, Schirmer obstinadamente se ha quedado con su historia desde 1967, y siente que está listo para decírselo al mundo pase lo que pase.

Buscando alivio a sus problemas psicológicos, manifestó que se sometería a más regresiones hipnóticas en junio de 1968. El hipnotizador Loring G. Williams efectuó las sesiones, y en ellas se revelaron muchos más detalles de su encuentro con el ovni. Habrían después dos libros escritos sobre sus experiencias: "Gods, Demons, and Space Chariots" (Dioses, Demonios, y Carros de Guerra) y "Gods and Devils from Outer Space" (Dioses y Demonios del Espacio Exterior) por Eric Norman.

Conclusión

El oficial Schirmer sufrió una experiencia triste. ¿Sería mejor quedarse callado cuando uno ve un ovni y/o sus ocupantes? Muchas personas que han pasado por una experiencia similar han vivido en silencio con ella todas sus vidas por temor a ser ridiculizadas. En el caso del oficial Schirmer, como funcionario público, tenía que informar lo que vio; por lo tanto, tuvo que registrarlo en el cuaderno de bitácora del su cuartel general.

Pero, lamentablemente, los residentes del pueblo agresivamente no le creían, lo que provocó que dimitiera de su puesto de trabajo. En las décadas de los años 1950 y 1960, cuando los "platillos voladores" estaban empezando a ser conocidos, hubo mucho más escepticismo que hoy. Desde esos primeros años, un gran número de profesionales y testigos fiables han participado en los avistamientos, y con el advenimiento de las computadoras (ordenadores), Internet y las películas de vídeos, etc., muchas más evidencias de su existencia han sido divulgadas.


Nota

Estos ocupantes del ovni que se han descrito son algo así como los seres encontrados por el cubano Filiberto Cárdenas, en Florida (EE.UU.) en 1979. Los presuntos extraterrestres vestían con un traje plateado blanco-azulado muy ajustado, de una sola pieza, que cubría todo, excepto la cara. Se observó también un emblema en el pecho derecho con una "X" acostada y con una serpiente elevada en el centro. Ellos también usaban un botón parecido a un auricular en la oreja derecha con una pequeña antena que sobresalía de la parte superior. Puedes leer más sobre el caso de Filiberto Cárdenas aquí.

Fuente:  ovni-info.blogspot.com.es/2012


Información:

Police Officer Abducted By Aliens UFOs Herbert Schirmer Conference 1967

This is a conference where Herbert Schirmer discusses in detail his abduction experience (1967). Note the serpent emblem on the alien sketch that Herbert drew (not a good sign).

There is lots of info on the net Take a look at some of the pictures by clicking on the link below:

http://www.ufoevidence.org/cases/case...




Publicado el 3 jun. 2012 por  Zak Harley


4 comentarios :

  1. Esto me recuerda al OVNI que inventó Nikola Tesla.

    ResponderEliminar
  2. Hay que decirle a los extraterrestres que hagan el favor de presentarse correctamente...¡Ya está bien de sustos, por favor!

    ResponderEliminar
  3. Si llevaban la insignia de una serpiente son reptilianos pequeños. Por aquí en la huerta valenciana, tambien se ven de vez en cuando.

    ResponderEliminar