Seguidores

20 de junio de 2014

Caso del chupacabras abatido por disparos de escopeta


por andresmigueloscargomezdelatorre

EL TESTIGO PRINCIPAL AFIRMA QUE EL ANIMAL QUE ABATIÓ NO ES EL QUE PRESENTAN LOS CIENTIFICOS.

¿Es éste el esqueleto del chupacabras? Los restos de un supuesto chupacabras abatido por los disparos de un granjero en Nicaragua han abierto la polémica sobre la existencia de esta extraña criatura. Oficialmente se ha clasificado como un simple perro, pero tanto los testigos como las fotografías que se tomaron del cadáver en un primer momento parecen indicar que se trataba de algo muy distinto. Crece la sospecha de que se está ocultando la verdad.




extrasecreto.blogspot.com/Los restos de la extraña criatura


"Ése no es mi chupacabras; en la Universidad cambiaron a mi animal por otro", asegura Jorge Luis Talavera, el ganadero nicaragüense que abatió a una de las extrañas bestias que estaban diezmando su ganado. Lo que podría haber sido la prueba que desvelase, al menos en parte, el misterio de los chupacabras, unas enigmáticas criaturas que se alimentan, al parecer, de la sangre de sus presas y que comenzaron a hacer su aparición en diversos lugares de América hace más de cuatro años, se ha convertido en una polémica que tiene visos de convertirse en un culebrón.

Al igual que sus vecinos en Malpaisillo, en el departamento nicaragüense de León, Talavera había sufrido diversos e inexplicables ataques en su granja de varios de esos extraños seres, que mataban a sus reses dejándolas casi sin sangre. En una ocasión había llegado a herir a una de esas criaturas, pero escapó; sin embargo, en la siguiente ocasión no falló. El 25 de agosto de 2000 vio a tres de estos animales en las proximidades de su corral y no dudó en dispararles con su escopeta, alcanzando a uno, que murió. Su cuerpo quedó a la intemperie durante tres días, siendo devorado parcialmente por los buitres.

Cuando finalmente el cadáver fue recuperado por veterinarios y zoólogos de la Universidad Nacional de Nicaragua en León, se encontraba en avanzado estado de descomposición, pero un primer estudio sorprendió a los expertos. Según la veterinaria Giocconda Chávez, "la criatura podría ser un híbrido de varias especies, creada mediante ingeniería genética". Los restos del animal fueron enviados al Hospital Escuela de León, donde comenzaron a realizarse los primeros estudios. Un biólogo de la Universidad Nacional de Nicaragua en León, Pedrerias Dávila, tampoco pudo identificar el cuerpo y dijo que habría que esperar a que se hiciesen los análisis del ADN para saber si pertenecía a alguna especie desconocida.



cronicaovni.blogspot.com/Jorge Luis Talavera el ganadero que asegura haber abatido a un chupacabras.



La sorpresa llegó apenas unos días después cuando los biólogos de esa misma universidad aseguraron que se trataba de un simple perro: no había, por lo tanto, ningún misterio. Es una explicación que ha levantado la polémica, pues los testigos que vieron los restos antes de ser entregados a las autoridades científicas locales están convencidos que se trataba de algo desconocido. En Malpaisillo nadie está de acuerdo con esa versión, pues algunos vecinos tuvieron la oportunidad de ver cómo esos animales atacaban y chupaban la sangre a 120 ovejas como mínimo. Talavera asegura que tiene pruebas de que el animal que ha sido estudiado en la Universidad es diferente al que él abatió y entregó para que fuese analizado. "Las fotos que se han hecho públicas muestran un esqueleto completo, pero yo me guardé un hueso de la pata del chupacabras que maté", dijo el cazador de la bestia. Otros indicios de que se podría haber producido un cambio del supuesto esqueleto del chupacabras es, según Talavera, el diferente color de los huesos – más claros en las fotos de los restos estudiados por los científicos – el color de los colmillos – que aparecen blancos, en lugar de rosados como en el original – y muy especialmente el número de piezas dentales, que son 22 en el esqueleto estudiado, cuando los restos del chupacabras tenían unas 40.

Estas diferencias quedan también de manifiesto al comparar las fotografías originales de los restos del supuesto chupacabras con las imágenes de los estudiados en la Universidad. Una primera observación muestra seis diferencias en la forma de vértebras, cráneo, costillas y patas. Según testigos presenciales, el cadáver encontrado pertenecía a un animal de largos colmillos y piel de textura suave, como la de un murciélago.

El diario La Prensa de Managua, que ha informado extensamente sobre este asunto, publicó las reacciones del alcalde de Malpaisillo, Leonel Navarro, quien, al igual que la mayoría de sus vecinos, no está satisfecho con la explicación de que es un perro, y de una religiosa local, la hermana Hidalgo, que destacó que los expertos no han explicado cómo era posible que un simple perro pudiese matar a doce ovejas en una noche y dejarlas desangradas sin comer su carne.

Por el momento, lo único que quedan son preguntas sin respuesta. ¿Se trataba de un simple perro o ha habido una mano negra que ha cambiado la prueba e intenta ocultar la verdad a todo el mundo? ¿Es posible que profesionales cualificados o personas acostumbradas a la vida en el campo pudiesen confundir los despojos de cualquier can con un animal de una especie desconocida? ¿Alguien intenta hurtar la verdad a todo el mundo? ¿Qué es lo que se pretende ocultar?


Fuente:  extrasecreto.blogspot.com/2009



No hay comentarios :

Publicar un comentario