15 de diciembre de 2015

El coche volador


por Javier Costas


OPEL ASTRA GTC VOLADOR, ¿QUÉ VEN MIS OJOS?


Lo que estás viendo no es ninguna alucinación, es un coche escala 1:1 que desafía a las leyes de la gravedad. La primera vez que lo vi me pareció una especie de tuning bizarro con reactores, pero no se ven gases calientes en ningún momento. Resulta que es una réplica exacta del original.


Información:

Flying Car

See a real Flying Car taking off and land!  Web: http://www.gearfactor.com.hk

Categoría: Motor

       

Actualizado el 6 oct. 2007 por  murtijung


El material es plástico ligero, como el que sirve para bandejas de plástico en pollos de supermercado, por ejemplo. No sólo es liviano (4-6 Kg), también lo suficientemente resistente. Por dentro está relleno de helio (gas noble no inflamable) y se dirige con unas pequeñas hélices por control remoto. Eso sí, el parecido visual es sorprendente.

¿Pero cómo se consigue una réplica de estas?

Normalmente se encargan para eventos publicitarios, y está comprobado que atraen al público que no está puesto al día en tecnología. Están basados en el mismo principio que los zepelines, pero a diferencia de estos, no pueden arder, como los globos de helio que tanto flipan a los pequeños.

Desde que se encargan hasta que se dan al cliente pasan unas seis semanas.

Están diseñados para operar en sitios cerrados, ya que con muy poco viento son difíciles de controlar y no creo que sean precisamente baratos si se caen al suelo malamente. De hecho, sólo con repintarlos aumentan de peso lo suficiente para no poder volar.


Tienen una autonomía de unos 20 minutos, pero en sólo 5 están listos para levantarse de nuevo.

La web de la empresa que los fabrica no anuncia precios, así que es bastante probable que se escapen al bolsillo medio.

Más información: Gear Factor y Airstage


Fuente:  javiercostas.com/2008



leibat.net/Coche Opel Astra H GTC 2008.

No hay comentarios :

Publicar un comentario