4 de agosto de 2017

¿Y si el CO2 se convirtiese en una fuente de energía?


por CNRS

Un equipo de investigadores acaba de desarrollar un proceso capaz de convertir dióxido de carbono (CO2) en metano (CH4) usando luz solar y un catalizador molecular basado en el hierro. Estos resultados abren un nuevo camino hacia la producción de "combustible solar" y el reciclaje de CO2.

El dióxido de carbono (CO2) se considera ahora un residuo contaminante. Su reciclaje, que lo podría utilizar como materia prima, es un gran reto para la investigación científica y una importante cuestión política. Por ello, los investigadores Marc Robert y Julien Bonin han desarrollado un proceso capaz de convertirlo en metano, el principal componente del gas natural, la tercera fuente de energía más común en el mundo después del petróleo y el carbón.

futura-sciences.com/Los organismos metanogénicos son organismos anaeróbicos estrictos que mueren en presencia de dioxígeno. Se encuentran, entre otras cosas, en ambientes extremos tales como desiertos, en hielo, o, como aquí, en géiseres. © tpsdave, Pixabay, DP.

Durante este proceso, la molécula de CO2 pierde gradualmente sus átomos de oxígeno que son reemplazados por átomos de hidrógeno, almacenando energía en forma de enlaces químicos. Esta transformación, conocida como "reacción de reducción", hace posible obtener una variedad de compuestos que van desde el monóxido de carbono y el ácido fórmico (materias primas clave para la industria química) hasta metanol (un combustible líquido). Para el metano, es la forma más concentrada y con mayor energía.

Un nuevo paso hacia una transición energética 

Aunque la mayoría de los procesos conocidos utilizan catalizadores basados en metales raros y valiosos, los dos investigadores mencionados han desarrollado un catalizador de hierro, un metal abundante, accesible y barato en la Tierra. Ningún otro catalizador molecular había permitido alcanzar la reducción completa de CO2 a CH4. Este proceso catalítico funciona a presión y temperatura ambiente, utilizando la luz solar como única fuente de energía, y allana el camino para un uso circular de CO2.

Al comprobarse que la combinación de la luz solar y un catalizador basado en hierro es capaz de convertir CO2 en una molécula con alto contenido energético, el Laboratoire de Electochemie Molecular (LEM, Universidad de Paris-Diderot, CNRS) ha demostrado que es posible almacenar energía solar renovable en una forma de combustible compatible con las infraestructuras industriales existentes y las redes de energía. Este trabajo fue publicado en la revista Nature el 17 de julio de 2017.

Pero existen otros modelos de aprovechar el CO2 reciclándolo de distinta forma con la finalidad de su utilización práctica. Véase, por ejemplo: 

http://www.sciencepresse.qc.ca/blogue/2015/02/11/feuilles-bioniques-pour-capturer-lenergie-co2, así como también determinados vídeos dedicados a su aprovechamiento. 

Fuente:  futura-sciences.com/planete/actualites/environnement/2017


Información:

CO2 - De gas tóxico a fuente de energía | Hecho en Alemania

El CO2 es muy nocivo para el clima global. Separar esta sustancia e inyectarla en el suelo para deshacerse de su nocivo efecto es un proceso caro y polémico.

El productor de energía RWE quiere intentarlo de otra manera: convertir el gas en biomasa con la ayuda de organismos microscópicos. Para ello RWE junto con la empresa biotecnológica BRAIN destinan 2 millones de euros en investigación.



Publicado el 22 ene. 2014 por  DW (Español) 

No hay comentarios :

Publicar un comentario