15 de enero de 2017

Proyecto HAARP


por Skyguards


Las propuestas de geoingeniería en torno al cambio climático parecen más bien el envoltorio perfecto para enmascarar las actividades de fondo orientadas a convertir a los Estados Unidos en “propietario del clima”.

En el estudio de investigación [“Weather as a Force Multiplier: Owning the Weather in 2025” (1995)] o sea, "El clima como potenciador de fuerza: poseyendo el clima en 2025”, siete oficiales de EE.UU. subrayan cómo HAARP (Programa de Investigación de Alta Frecuencia Auroral Activa) y la germinación aérea de nubes desde aviones cisterna permitiría a las fuerzas aeroespaciales estadounidenses "poseer el clima" en el año 2025. Entre los objetivos deseados se encuentran el "aumento de las tormentas", "modificación de tormentas" y "sequía inducidas".  Según este informe, "en los Estados Unidos, la modificación del clima será con toda seguridad una parte de la política de seguridad nacional con aplicaciones domésticas e internacionales."


bibliotecapleyades.net/La base de transmisión del HAARP se encuentra en Gakona, Alaska, donde una red de 180 antenas instaladas sobre una superficie de 14 kilómetros cuadrados, dirigidas al cielo, operan como un potente radiotransmisor de alta frecuencia capaz de producir 10 megavatios de potencia y modificar la composición de la capa de la ionosfera situada a 50 kilómetros sobre la superficie terrestre. Fotomontaje Sol de Pando.


En la sesión del 13 de julio de 1995, el Presidente del Parlamento Europeo dio luz verde para la elaboración de un informe sobre la utilización potencial de recursos de carácter militar para estrategias medioambientales a petición de la Eurodiputada Rhen Rouva y presentado por Maj Britt Theorin. En la exposición de motivos se define el HAARP  como un sistema de armas destructor del clima. El 5 de febrero de 1998 la Subcomisión de Seguridad y Desarme del Parlamento Europeo celebró una audiencia sobre, entre otras cosas, el HAARP. Se invitó a representantes de la OTAN y de los EE.UU., pero declinaron la invitación. La subcomisión lamenta que los EE.UU. no enviaran a un representante para responder a las preguntas o aprovechar la oportunidad de comentar el material presentado.

Según este informe, el HAARP es un proyecto que llevan a cabo conjuntamente la fuerza aérea y naval de los Estados Unidos, junto con el Instituto Geofísico de la Universidad de Alaska, Fairbanks. Experimentos similares se están realizando también en Noruega, probablemente en el Antártico, así como en la antigua Unión Soviética. El HAARP es un proyecto de investigación que utiliza instalaciones terrestres y una red de antenas, cada una equipada con su propio transmisor, para calentar partes de la ionosfera con potentes ondas de radio. La energía generada calienta partes de la ionosfera, lo que produce agujeros en la ionosfera y "lentes" artificiales.

El HAARP puede utilizarse para muchos fines. Mediante la manipulación de las características eléctricas de la ionosfera se puede controlar una gran cantidad de energía. Si se utiliza como arma militar, esta energía puede tener un impacto devastador sobre el enemigo. El HAARP puede enviar muchos millones más de energía que cualquier otro transmisor convencional. La energía también puede dirigirse a un blanco móvil, lo que podría constituir un potencial sistema antimisiles.

El proyecto HAARP puede resultar en cambios de la situación climática. También puede influir en el ecosistema, especialmente en la región sensible del Antártico. Otra consecuencia grave de HAARP son los agujeros de la ionosfera causados por las potentes ondas de radio. La ionosfera nos protege de la radiación cósmica. Se espera que los agujeros se cierren de nuevo, pero la experiencia con la capa de ozono hace pensar lo contrario. Esto quiere decir que hay agujeros considerables en la ionosfera que nos protege.

Debido a sus considerables efectos sobre el medio ambiente, HAARP es un asunto de interés mundial y debe cuestionarse si las ventajas de este sistema realmente son superiores a los riesgos. Hay que investigar los efectos ecológicos y éticos antes de proseguir con la investigación y los ensayos. HAARP es un proyecto casi desconocido y es importante que la opinión pública sepa de qué se trata.

El citado informe asevera que el HAARP está vinculado a 50 años de investigación espacial intensiva de marcado carácter militar, incluyendo el proyecto "guerra de las estrellas", para controlar la alta atmósfera y las comunicaciones. Este tipo de proyectos deben considerarse como una grave amenaza para el medio ambiente, con un impacto incalculable sobre la vida humana.

Incluso ahora, nadie sabe el impacto que podrá tener el proyecto HAARP. Debemos luchar contra el secreto en la investigación militar. Hay que fomentar la transparencia y el acceso democrático a los proyectos de investigación militar y el control parlamentario de los mismos.

En este apartado del informe se cuestiona la base humanitaria y política del proyecto HAARP así como su base jurídica internacional, y pone de relieve la violación abierta de diversos tratados internacionales. Concluyendo que todas las implicaciones de los nuevos sistemas de armas deben ser investigadas por órganos internacionales independientes. Debiendo elaborarse también nuevos acuerdos internacionales para proteger al medio ambiente de su destrucción innecesaria en tiempo de guerra.

Para mayor información, véase:  Informe del europarlamento

Fuente:  guardacielos.org/Manifiesto/2013



Información:

Documental Proyecto HAARP

Tras analizar los últimos archivos desclasificados por el FBI, analizamos algunas de las teorías conspirativas más importantes de las últimas décadas.




Publicado el 5 feb. 2015 por  New world order

No hay comentarios :

Publicar un comentario